Impresora 3D devuelve a hombre su cara y su vida

A Eric Moger, restaurantero británico, le encontraron un tumor cancerígeno del tamaño de una pelota de béisbol justo debajo de la piel de su rostro. Para su fortuna, y aunque la amenaza era súper agresiva, varias cirugías de emergencia pudieron retirar el cáncer en su totalidad exitosamente; para su infortunio, su mandíbula, un ojo, y básicamente la mitad izquierda de su cara le fueron retiradas también en el proceso de salvarle la vida. 

Eric acababa de comprometerse e iniciaba los preparativos para su boda cuando el evento le cambió súbitamente la vida; si bien su prometida se mantuvo a su lado todo el tiempo, su diario acontecer  dio un vuelco y su calidad de vida se disminuyó drásticamente. Sólo para alimentarse Eric tenía que recibir sus comidas vía entubación; beber líquidos, masticar y tragar fueron acciones que dejo de realizar por años ya que le era imposible tras la perdida de su rostro, y la cantidad de hueso y tejidos faltantes complicaban la construcción de una prótesis útil.

No fue hasta ahora, luego de casi cinco años, que una alternativa real de solución a sus problemas le fue propuesta por un dentista muy creativo. Andrew Dawood, cirujano y especialista en implantes, ha estado trabajando con impresoras 3D por un par de años. la tecnología de recreación tridimensional por adición le ha ayudado a fabricar réplicas de huesos de mandíbulas en los cuales ensayar procedimientos quirúrgicos complicados sin poner en riesgo a sus pacientes.

El caso de Eric le fue referido vía el doctor Nicholas Kalavresos, responsable de salvar la vida de Moger pero también de su desfiguramiento. Dawood usó scaners de tomografía axial y diversos softwares de simulación avanzada para construir un modelo digital del cómo sería la estructura ósea desaparecida, y cómo se vería el rostro de Moger en la actualidad. Las impresoras tridimensionales arrojaron modelos precisos sobre los cuales trabajar para obtener una réplica en titanio de la mandíbula, y una prótesis funcional en silicona para el resto de la cara. Ambas piezas se montan y retiran de la cabeza de Eric de manera práctica y le han devuelto la habilidad de comer y beber sin complicaciones.

“Me sorprendió mucho por cómo lucía (la prótesis), cuando la sostuve era como verme mi reflejo en mis manos. Cuando tomé mi primer vaso de agua con ella puesta nada se derramó, ¡fue asombroso!” le contó Eric al periódico londinense The Telegraph. Ahora se dispone a continuar con los planes que dejara pendientes hace cuatro años y medio, tiene una boda que planear, restaurantes de los cuales hacerse cargo, y dos hijas y tres nietos a quienes puede volver a mirar cara a cara.

3dfacenarrow-300x0

¿Para qué usarían ustedes una impresora 3D?

Vía: The Sidney Morning Herald
Fuente: The Telegraph

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s