El Serengueti y el pueblo de los Masái en peligro

La gente Masái del distrito de Ngorongoro (Tanzania), lucha hoy contra presión del gobierno y algunos grupos de conservación luego de que la semana pasada fuera anunciada la creación de una nueva reserva natural. El área en disputa, localizada entre el Parque Nacional del Serengueti en Tanzania y el Parque Nacional Masai Mara en Kenia, supuestamente sería necesario para servir como corredor de animales salvajes, pero parece haber intereses ocultos tras este noble motivo. 

Mientras por un lado el gobierno continúa prohibiendo el pastoreo y la ganadería al pueblo oriundo de la región, por el otro permite que extranjeros ricos se diviertan y participen legalmente en la caza; esto incluso después de que un estudio antropológico (McCabe y Terrence 2003) negara que dicho pueblo provocara un verdadero impacto negativo en el ambiente.

masai

Los Masái han sido constantemente acosados y echados de las tierras que habían elegido como suyas en un historial que data desde 1904; a la fecha han perdido zonas que se han convertido en diversos parques nacionales: Amboseli, Nairobi, Masái Mara, Samburu, Lago Nakuru y Tsavo en Kenia; Manyara, Ngorongoro, Tarangire y recientemente el Serengueti, en Tanzania. Su modus vivendi también ha sufrido seriamente: solía considerarse a su gente semi nómada, pero ahora tienen que conformarse con los escuetos territorios a los que se les ha recluido; la práctica de la ganadería en su cultura tiene además una connotación divina (con la vaca como objeto de adoración), pero esta práctica se ha visto mutilada por diversos factores indirectos, como la pérdida de terreno para el pastoreo responsable.

Recientemente la empresa de safari de caza, Otterlo Business Corporation, ha irrumpido a través de autoridades locales en la comunidad Masái de Loliondo (Tanzania), quemando los asentamientos para el posterior uso de las tierras a favor de sus intereses y los de cierta población de turistas.

La plataforma de peticiones Aavaz solicita a nombre de los ancianos del Distrito de Ngorongoro el apoyo a su grupo étnico y la condena a la última de las decisiones hipócritas tomadas por el gobierno de Tanzania.

El tema resulta delicado; mientras la creación de más reservas naturales normalmente obedecería a una conciencia ecológica mayor, pareciera que fueran necesarios algunos acuerdos respecto a qué es lo que se puede y no hacer en dichos espacios; la prohibición explícita de la caza deportiva y la regulación de las prácticas ganaderas son algunas ideas que vienen a la mente, tal vez nuevos estudios de impacto ambiental para no tener sólo uno como referencia. ¿Qué piensan ustedes respecto a esta problemática?

tanzania-parque-nacional-del-serengueti-l3

FUENTES: Aavaz, Globedia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s