¿A quién le pertenece Marte?

El espacio exterior, incluyendo a la luna y otros cuerpos celestes, no es objeto de apropiación nacional por reivindicación de soberanía, mediante el uso u ocupación, ni por cualquier otro medio.

Reza el artículo 2 del Tratado del Espacio Exterior que entró en vigor desde octubre de 1967, y en el cual participan más de 100 países. Pero esto no pareció importarle a Dennis Hope, la cabeza de Lunar Embassy Corporation, quien clamó a la Luna como de su propiedad —alegando que el tratado no le aplica porque es un individuo, no una nación—, presuntamente vendió más de 2.5 millones de acres a 22 dólares cada acre y después conformó el Galactic Government, que a la fecha sigue buscando reconocimiento mundial sin éxito.  “<<Mi gobierno no puede usar un arma nuclear, pero yo como ciudadano no estoy obligado a cumplir ninguna disposición de tratados que mi gobierno acepte, así que soy libre de hacer lo que quiera.>> Este argumento no funciona”, ironiza la diputada directora del International Institute of Air and Space Law, Tanja Masson-Zwaan, en un correo enviado a Mashable.

“Aterrizar no cambia nada, los Estados no pueden apropiarse, ni tampoco los ciudadanos”, dice Tanja, ahora con respecto a la misión Mars On, la cual busca empezar a colonizar Marte para el año 2023. Aunque el abogado Andrew Rush resalta que el tratado puede ser fácilmente malinterpretado porque, para empezar, no hay una definición oficial de lo que es un cuerpo celeste al menos en el plano jurídico; Bans Landsrop, el director de la empresa privada Mars On, no busca clamar el territorio como suyo a pesar de ésta pronosticarse como la primera misión en llevar seres humanos al planeta marciano: “está permitido usar la tierra, pero no decir que es tuya […] también está permitido usar los recursos que necesitas para tu misión. No olvidemos que muchas de estas reglas fueron hechas largo tiempo atrás, cuando una misión humana no estaba dentro de nuestro alcance”, declara para Mashable.

Por otro lado, Tanja expresa que es prematuro hablar sobre el gobierno y la propiedad en Marte, y piensa que llegado el momento, los asentamientos en nuestro planeta vecino estarán tan alejados (física y moralmente) de los asuntos legales en la Tierra que podrán vivir bajo sus propias reglas.

¿Podremos los mortales terrestres clamar espacios marcianos —y aquéllos más allá— como nuestros en un futuro? ¿Con qué derecho lo haríamos? ¡Compartan con Metadato sus pensamientos!

ku-xlarge (1)

Vía: Mashable

One thought on “¿A quién le pertenece Marte?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s