Compañía transnacional de software reclutará autistas

La contratación de autistas para vacantes en programación y supervisión de calidad por parte de la empresa alemana de software SAP, representa la primera vez que una transnacional requiere de los servicios profesionales brindados por el outsourcing de Speciallisterne, una compañía dedicada a fomentar el empleo de personas diagnosticadas con desórdenes del espectro autista.

SAP ya cuenta con algunas personas condicionadas por este trastorno dentro de sus filas en India e Irlanda, y ahora busca encontrar y entrenar a más de ellas a nivel internacional a través de los técnicos de Speciallisterne.

La compañía danesa Speciallisterne conoce perfectamente al autismo —el fundador es padre de un individuo con el trastorno y ha ganado premios por su labor altruista e innovadora— y ha aprovechado sus puntos fuertes para darle cabida en el competitivo mundo laboral. Aproximadamente 3 de cada 500 niños en el mundo presentan algún trastorno del espectro autista, por lo cual se hace obligatorio representar estas cifras dentro del sector productivo y la sociedad en general; la mayoría de las personas con discapacidad tienen de hecho habilidades para ser autosustentables a determinado grado según cada caso en particular.

Si bien presentan marcadas deficiencias en la comunicación y en otros aspectos de las relaciones sociales, los autistas también suelen caracterizarse por una personalidad altamente escrupulosa, por una capacidad de conservar la atención durante largos períodos de tiempo y por ser capaces de observar detalles mínimos de modificación en los ambientes y estructuras de su vida diaria así como ser prácticamente intolerantes a ellos; estos tres rasgos los convierten en candidatos ideales para los puestos mencionados al inicio de la nota.

Comprobadores de software autistas empiezan a ser algo común entre grandes compañías socialmente responsables de los países en el primer mundo. ¿Creen que empecemos a ver esta clase de inclusión laboral en México pronto?

sap

Vía: El Economista

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s