La religión y los políticos mexicanos: ¿Tabú o búsqueda de legitimización?

  • Autora: Nerea Ramírez

El pasado 8 de junio la alcaldesa de Monterrey, Nuevo León, Margarita Arellanes Cervantes, asistió a un acto público denominado “Monterrey Ora”, organizado por la Alianza de Pastores de dicha ciudad.

En tal evento, la alcaldesa, hizo la entrega simbólica de la ciudad a Jesucristo, desatando una fuerte polémica por tal acto.

Arellanes Cervantes, ha sido blanco de diversas declaraciones de ONGs  y detractores políticos que acusan su acto como anticonstitucional y contrario al Estado laico.

Sin embargo, la edil regiomontana ha declarado que tal acto fue realizado a título personal y que más adelante, estaría dispuesta a participar de eventos de otras denominaciones religiosas. Además que hizo una observación a sus detractores, quienes se escandalizaron ante tal hecho, pero que, han hecho presentaciones públicas en actos religiosos.

Cabe mencionar, que no es la primera vez que un político mexicano, hace manifestaciones religiosas abiertamente, recordemos las elecciones del año 2000, en las que, en aquel entonces, candidato a la presidencia Vicente Fox Quezada, enarbolaba una bandera con la Virgen de Guadalupe.

Casi un año antes del discurso proclamado por Arellanes, el presidente municipal de Ensenada, Baja California, hizo también, en un evento cristiano, la entrega de la ciudad a Jesucristo. Más recientemente, César Duarte, consagró su familia y administración al Sagrado Corazón de Jesús, en Chihuahua. Mientras que, en el mismo Estado, el presidente municipal de Benito Juárez, Rodolfo Ambriz, así como el de Guadalupe, César Garza, entregaron también sus municipios de manera simbólica a Dios en actos públicos religiosos.

Lejos del tabú que pudiera representar la religiosidad en México, es importante analizar el por qué de estas muestras públicas de religiosidad. Antes de escandalizarnos, deberíamos tener en cuenta, que, la libertad de culto, es un derecho defendido en nuestro país, pero condenado en personas públicas, y sobre todo cuestionado.

En entrevista telefónica con el periódico Vanguardia, el sociólogo y periodista Bernardo Barranco, declaró que “la clase política se ha despegado tanto de la sociedad que cada vez más acude a las bendiciones religiosas, a la influencia que tiene la Iglesia sobre la población para legitimarse frente a los ciudadanos”.

llavesdelcielo

Vía: Proceso, Vanguardia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s