Más de 800 incendios quemando las selvas de Sumatra

Indonesia, Malasia y Singapur se encuentran bajo alerta por la respiración de aire insalubre, producto de los múltiples incendios que se han concentrado principalmente en la isla de Sumatra (Indonesia). Ambientalistas han culpado a las grandes concesionarias del aceite de palma y de madera por iniciar el fuego, quienes a su vez han desviado la responsabilidad a los agricultores locales.

0624gp-haze-01a600

Fotografía por. Ulet Infansasti

Cuatro helicópteros han estado arrojando bombas de agua en la provincia de Riau (Sumatra), pero los incendios todavía no han bajado de al menos 800 puntos, según el análisis de un mapa satelital provisto por el World Resources Institute in Washington. El gobierno de Indonesia ha hablado de planes para inyectar a las nubes de yoduro de plata para acelerar las lluvias que de otro modo se esperan hasta septiembre, y las cuales son necesarias si lo que se quiere es acabar con el fuego que consume las turberas, depósitos de materia orgánica altamente inflamables que pueden alcanzar metros de espesor bajo la superficie.

A partir de los datos satelitales se ha desatado la polémica respecto al inicio del siniestro; las locaciones apuntan principalmente a concesiones de grandes industrias de aceite de palma y madera, quienes tradicionalmente han usado el método del fuego para limpiar grandes extensiones que luego usan para sus plantaciones. Sinar MasAsia Pacific Resources International (April) son dos de las compañías madereras que se han señalado como responsables por funcionarios de Indonesia, pero ambas han declarado que los incendios cerca de sus zonas han de hecho iniciado fuera de éstas y han sido controlados.

Mientras este país asegura que llevará a las últimas consecuencias las investigaciones de los culpables, Yuyun Indradi, un activista de Greenpeace hace la siguiente declaración: “La ausencia de transparencia del gobierno hace muy difícil las cosas para el monitoreo independiente: los mapas de las concesiones están incompletos, faltan datos y claramente tenemos un débil aseguramiento de la ley”, esto último haciendo referencia a que los productores del aceite de palma frecuentemente deforestan las selvas tropicales por medio del fuego, aunque es una práctica explícitamente prohibida. Por lo pronto, los índices de contaminación en algunas ciudades de los alrededores han subido más de 400 puntos por encima de lo considerado peligroso.

Pollution due to Indonesia forest fires : thick haze in Kuala Lumpur, Malaysia

Fotografía por: Lai Seng

Vía: The Guardian, mongabay

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s